financiación inversores privados

Todos los desean pero ¿qué debes saber sobre los inversores privados? ¿cómo podemos lograr que inviertan? ¿cuándo es realmente necesaria la financiación?

La financiación debe venir luego de pasar todas las etapas anteriores del programa: primero aterrizamos la idea, hacemos nuestras hipótesis, modelamos el negocio y buscamos la mejor manera de ejecutarlo. A no ser que sea un proyecto de biomedicina o algo similar en el que necesitas una cantidad importante de recursos (materia prima o maquinarias) desde el inicio y en que la viabilidad tardará años en demostrarse, tu programa debería seguir el orden: idea, modelo de negocio, financiación inicial, validación y finalmente financiación por medio de inversores privados.

Los proyectos que ayudamos a plantear en Zimyos son precisamente aquellos en los que la inversión privada inicial no es importante (no mas de algunos miles de euros o menos) y en donde los principales activos son tu tiempo y tus habilidades. Puedes sentir que vas más lento pero nuestra filosofía se trata de no buscar financiación hasta no haber probado el modelo de negocio.

Luego de pasar las etapas de validación tienes dos opciones:

No Inversores Privados.

Si lo que deseas es vivir bien montando un negocio como estilo de vida, ser tu jefe haciendo lo que te gusta y con el control absoluto sobre las decisiones, probablemente no necesites buscar financiación. Podrás crecer mucho pero posiblemente de manera más lenta ya que necesitas facturar para pagar (equipo, marketing, etc). Tendrás menor riesgo pero posiblemente también menor recompensa. Puedes leer más sobre el tema en este post sobre bootstrapping y como crear tu startup sin inversores privados.

Puedes también financiarte usando alguna plataforma de crowdfunding como kickstarter, Indiegogo o Lanzanos. Aquí podrás no solo obtener financiamiento sino que además al enfrentarlo a los early adopters podrás validar tu idea. Usa recursos como videos creativos y técnicas de storytelling para que logres el máximo de audiencia.

Familia, amigos y otras personas de tu entorno también pueden ayudarte invirtiendo pequeñas cantidades en la fase de aprendizaje.

Buscar Inversores Privados.

Es el camino que muchos desean, incluso para algunos parece que el éxito consiste en encontrar inversores privados en primer lugar. Esto es por la confianza que parece ir acompañada en las rondas de inversión, por las ganas de crecer rápidamente y por lograr una visibilidad en tiempo record. Aquí el riesgo es mucho mayor pero la recompensa es potencialmente mucho más alta.

Inversores privados no invierten en idea, sino en negocios. Una vez hemos validado, ya tenemos nuestro prototipo y tenemos ventas podremos defender nuestro proyecto diciendo: tengo un proyecto con tracción, que ya está en el mercado, con un modelo de negocio validado con ventas y con un buen embudo de conversión.

¿Qué ventajas tengo si busco Inversores Privados?

Contar con inversores privados es contar con una red de contactos ya que por lo general están muy bien conectados.

Contar con la experiencia y el visto bueno de personas que conocen el sector. Nos pueden ayudar a ver el proyecto desde una perspectiva más amplia.

Disponibilidad de capital para crecer rápido. Contratar un equipo o tomar acciones de marketing no debería ser un problema.

Ahora si vamos en serio.

Business Angels.

También llamados angel investors, son inversores privados que financian cantidades que raramente superan los 50 mil euros de su propio patrimonio en emprendimientos en estado de semilla o seed. Se involucran en el proyecto y aportan también contactos, experiencia y conocimientos.

En España existen algunos business angels conocidos como Carlos Blanco (fundador de ITnet),Jesus Encinar (fundador de Idealista), Gerard Olivé (fundador de BeRepublic), Miguel Vicente (fundador de Letbonus y Wallapop) o Javier Megias (fundador de Startupxplore y creador del blog javiermegias.com).

Inversores Privados de Conector

Inversores Privados de Conector

También existen business angels que han ganado cantidades de dinero en sectores como el inmobiliario y desean invertir parte de ese dinero en negocios innovadores y aunque no comprenden demasiado sobre el tema tecnológico, les hace mucha ilusión este tipo de emprendimiento. La mayoría de este tipo de business angels invierten con la cabeza pero también con el corazón.

Venture capital.

Este tipo de organizaciones invierten en startups maduras que ya han validado su modelo de negocio y necesitan una cantidad mayor de dinero para escalar. Los rangos de inversión van desde 200 mil euros a 1 millón, aunque no toda en una misma ronda, sino mas bien por tramos.

Algunas de las VC más importantes en España son: Active Venture Partners, Axon Partners Group, Bonsai Venture Capital y Kibo Ventures.

Ahora ya sabemos en qué etapa buscar financiación, conocemos las opciones, pero ¿estamos preparados para esa reunión con business angel o fondo de ventures capital?

Estas son algunas de las preguntas con las que te puedes encontrar en tu primera entrevista con inversores privados.

  1. ¿Cual es el tamaño del mercado y cuales son tus clientes? Con esto sabrán si entiendes tu mercado y cómo funciona.
  2. ¿Que problema estás resolviendo? Cuál sería la frustración que intentas llenar con tu solución y como has podido validar que realmente es un problema que vale la pena resolver. Con esto van a detectar el grado de implicación e interactividad con tus clientes reales.
  3. ¿Cómo conseguirás los clientes? Aquí debemos indicar la estrategia de captación de clientes que tienes en mente y aún más importante si has probado el éxito a pequeña escala de esta estrategia. Esto daría pistas de la escalabilidad de tu startup.
  4. ¿Cómo está formado tu equipo? Un equipo balanceado debe tener el hacker, el hipster y el hunder.
  5. ¿Tienes tracción? Aquí debes mostrar algunas métricas claves. Demuestra que has enfrentado tu producto con el mercado y has tenido buen feedback.
  6. ¿Cómo es la competencia? Aquí vemos la diferenciación y si alguien ya está ganando dinero con un modelo de negocio similar. Lo peor que puedes decir es que no hay competencia ya que si no la hay suele ser por dos razones: o no existe un mercado o no lo conoces. En poco probable que descubras un mercado nuevo, pero en caso de que lo consiguieras, sería muy peligroso ya que hay que enseñar a tus clientes y eso requiere muchos recursos.
  7. ¿Cuánto dinero necesitarás y en que lo piensas invertir? Un inversor privado no te dará dinero para que vivas mejor, pagues mejores nóminas y compres muebles. Inversores privados dan dinero para hacer crecer la startup, darle visibilidad con marketing o mejorar el producto.
  8. ¿Cuanto vale tu startup? Aquí debemos hacer una valoración de nuestra startup en este momento. A partir de aquí dependiendo del monto que necesites ya le puedes ofrecer un porcentaje de participación. Cuidado de no hinchar la cifra demasiado, debes ser sincero y dar un valor razonable.

Es importante dejar claro tanto porque lo necesitas un inversor privado y que ganará a cambio. Por un lado debes dar a los inversores privados la justificación de la financiación ligada a la escalabilidad y el rendimiento y por otro lado aclarar la recuperación de la inversión y el dinero en beneficio que pudiera obtener, es decir, una estrategia de salida le vas a dar a tu inversor ya sea con recompra de acciones o salida en una futura ronda.